Cómo afrontar una pandemia desde el confinamiento

En plena pandemia por el virus del COVID-19, nos encontramos inmersos en una situación que inevitablemente va a tener consecuencias a nivel social, económico y psicológico, por lo que se trata de que esta situación a la que nos vemos obligados todos los españoles actualmente tenga las mínimas repercusiones posibles, aunque no podamos evitar que tenga algún tipo de consecuencia en nosotros. Todo va a depender de la situación laboral, familiar, económica y de salud que se encuentre cada uno de nosotros.

Lo primero que debemos hacer es evaluar nuestra situación y ver cuáles son nuestras necesidades hasta que termine el período de confinamiento.

Si antes realizábamos ejercicio físico, buscar alternativas para hacerlo, como por ejemplo con recursos que encontramos en internet de clases dirigidas sobre la actividad que más te guste, yoga, pilates, baile., etc.

Sería recomendable sustituir la actividad social por videollamadas a nuestros familiares o amigos, dedicando un momento al día a ello, pudiendo hacerlas incluso en grupo.

Si antes realizábamos clases de inglés, pintura, música o de cualquier otra habilidad, es importante seguir dedicando tiempo a ello en casa de forma autodidáctica , por ejemplo con tutoriales que podemos encontrar fácilmente por internet.

Es muy importante continuar con las tareas de autocuidado diarias, aunque ya no vayamos a salir a la calle y nadie nos vaya a ver, como ponerse cremas o mascarillas, colonia, ponerse música o darse una ducha o un baño relajante.

 

Conviene que dediquemos un tiempo a conectar con la realidad y a leer notícias, escuchar la radio o ver la televisión, dejando que ocupe únicamente una parcela de nuestro tiempo en nuestro día a día, pero no la mayor parte del tiempo.

Es probable que la gente que ya tenía problemas psicológicos, o de pareja empeore con esta situación y que la gente más vulnerable pueda empezar a desarrollar trastornos emocionales, se trata de que intentemos prevenirlos y si fuera necesario tratarlos con ayuda profesional.

Si estabas siguiendo una terapia psicológica puedes seguir realizándola por videoconferencia y si no es el caso, pero crees que la situación actual se te está apoderando, solicita ayuda psicológica ahora. En el Centro de Psicología María Espinosa, seguimos realizando nuestras consultas por videoconferencia y podemos ayudarte.

La vida sigue, el mundo no se paraliza, se trata de que puedas seguir con tu vida de la forma más parecida a cómo era antes de esta crisis.

Estoy segura de que vamos a terminar por ver algo bueno de esta situación, por ver el lado bueno de las cosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *