Niños «hiperregalados» en Navidad

En esta época navideña en la cual los niños son los protagonistas, estando rodeados de tanta publicidad estamos expuestos a la compra de juguetes a veces innecesarios y con ello a no lograr saciar su necesidad incansable de recompensa inmediata, aunque no sea fácil resistirse a las tentaciones de consumir en exceso y sin medida.

Pero no lo vamos a negar ¿A quién no le gusta que le hagan regalos? A nivel cerebral se activa el circuito de recompensa liberándose neurotransmisores que nos hacen sentir placer y bienestar, pero esto tiene un efecto a corto plazo. Ya que a las pocas horas desaparece esa sensación de euforia y placer y el regalo en tus manos ya no tiene el mismo valor.

Pues eso es lo que ocurre con los niños en Navidad, cuando abren muchos regalos sin medida llega un momento que deja de generarles placer ya que se produce un efecto de saciedad y ya no perciben los regalos como algo tan placentero, por lo que dejan de sentirse agradecidos y se vuelven más exigentes pudiendo inlcuso enfadarse o frustrarse por haber obtenido algo que no han pedido o ser de diferente color etc., Los niños que tienden a tener muchos regalos a la vez o con mucha frecuencia tienden a tener baja tolerancia a la frustración, ya que se acostumbran a tener todo lo que piden y no valorarlos y cuando por el motivo que sea no lo pueden obtener, se frustran teniendo rabietas y desafiando a los de su alrededor.

Tu hijo no va a ser más feliz porque tenga más regalos, o porque tenga los más caros. Tu hijo será más feliz cuanto más momentos de felicidad le regales y la mayoría de veces no están proporcionados por los juguetes que les compras o que tienen, sino por la cantidad de tiempo que dedicas a jugar con ellos. Ese es el mayor regalo que les puedes hacer, además de que será un regalo que les dejarás para toda la vida. Aquí tenéis algunas recomendaciones antes de hacer la carta a los Reyes Magos o Papá Noel para transmitir a vuestros hijos los valores de la gratitud, el esfuerzo, la paciencia y la ilusión por las pequeñas cosas:

  1. Que tengan sólo un regalo por casa.
  2. Que pidan algo que necesiten.
  3. Que pidan un cuento o libro.
  4. Que pidan algo que les haga mucha ilusión.

¡Feliz Navidad!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *