La importancia de las vacaciones una vez al año y de vivir el presente todos los días

  Estamos en pleno verano, algunos de vacaciones  y otros a punto de estarlo y quizás algún otro en plena temporada alta de su trabajo, lo que supone que no pueda ni siquiera plantearse unas vacaciones. Pero en general, las vacaciones parecen ser la fecha más esperada del año, los días en los cuales realizamos aquello que más deseamos sin prisas, sin horarios, sin rutinas, dedicándonos a hacer lo que más nos gusta.

  ¿Pero  os habéis preguntado realmente qué estamos haciendo? Nos pasamos todo el año esperando que llegue una fecha en concreto y a veces nos olvidamos de nuestro día a día, en el cual siempre ocurren cosas buenas y en el cual podemos también realizar lo que nos gusta disfrutando de cada detalle, pero muchas veces nuestra mente está centrada en temas de diferente índole y somos incapaces de prestar atención a los pequeños detalles que pasan desapercibidos a nuestro paso.

  Cuando nuestra mente está centrada en el pasado es incapaz de centrarse en  lo que está sucediendo en el momento presente, quizás una sonrisa de una persona amable, escuchar una canción nueva que nos sorprende, una comida que nos encanta o habernos echado una siesta reparadora. Son pequeñas cosas que nos ocurren todos los días que convierten nuestra vida en más agradable. Pensando en el pasado sobre todo recordando circunstancias dolorosas o que nos parecen injustas nos sentimos tristes y desanimados, con lo cual se hace muy difícil la tarea de disfrutar del presente.

  Cuando nuestra mente está centrada en el futuro, como sería en el caso de contar los días para que lleguen las vacaciones, o pensar que llegamos tarde a algún sitio, tampoco está centrándose en disfrutar de lo que va aconteciendo en nuestro día a dia. De manera que tiende a anticipar lo que va a ocurrir y las personas en general se muestran más ansiosas, no pudiendo disfrutar de forma relajada del presente, perdiendo calidad los minutos o segundos que van transcurriendo.

  Cada vez es más frecuente en los medios de comunicación la palabra “mindfulness”, que significa conciencia plena. Es un concepto basado en la meditación budista que se emplea precisamente para tomar conciencia de lo que ocurre “aquí y ahora” en el momento presente. El mindfulness es  muy recomendable para mejorar nuestra calidad de vida. Si entrenamos nuestra mente podremos aprender a vivir con una “actitud minfulness”. Se puede empezar a practicar con ejercicios sencillos como comenzando a prestar atención a nuestros cinco sentidos durante unos minutos cuando comemos algo, o si estamos en la playa escuchando los sonidos del mar y del entorno, o cuando nos duchamos tomando conciencia de los olores y las diferentes sensaciones que notamos. Si cada día vamos haciendo estos sencillos ejercicios aprenderemos a disfrutar más del presente, sin vivir con la sensación de ir contando los días para que llegue un momento determinado o para que pase lo antes posible una fecha en concreto.

  Pero no podemos olvidar lo importante que son las vacaciones, el descanso. No es necesario viajar o hacer grandes planes, todo depende de las circunstancias personales de cada uno. Pero simplemente con desconectar de la rutina nuestra mente descansa. Ofreciéndole la oportunidad de centrarse en otros temas, pero sobretodo dándole más oportunidades para aumentar la frecuencia de disfrutar de los momentos presentes con cosas tan sencillas como disfrutar de un helado, una baño en la playa o la piscina, de un buen libro o de los sonidos del mar. La vida está llena de momentos maravillosos, disfrutémosla no sólo en vacaciones sino también en nuestro día a día.

sea-beach-vacation-sand-medium.jpg

  Cuando era pequeña leí esta frase en algún sitio y se quedó grabada en mi mente, quizás para escribirla hoy en este artículo y ayudarme a transmitir un poco mejor lo que verdaderamente deseo. Así que terminaré con esta frase que desde niña ha ido siempre conmigo:

” Vivamos el presente porque el pasado es sólo un recuerdo y el futuro una ilusión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *