Cómo afrontar una situación inesperada: “el lado bueno de las cosas”.

   La verdad es que nunca pensé que empezaría a escribir el primer artículo de mi blog en la habitación de un hospital, tras haberme sometido a una operación de urgencia vital. Sí, lo cierto es que a veces nos ocurren situaciones desagradables en la vida que no tenemos más remedio que afrontar. Es más, muchas de esas situaciones son totalmente inesperadas y es increíble cómo nos cambian la vida en un abrir y cerrar de ojos.

   Las situaciones inesperadas ocurren en un contexto donde te encuentras en un día a día en el que todo parece normal, pero de repente pasa algo, una llamada, un mensaje o un síntoma que notas que hace que tu vida cambie, que hace que no puedas creer lo que está pasando. Y a partir de ahí te encuentras envuelto en una especie de sueño, pero no es un sueño, aunque no lo quieras creer es real y te está pasando a ti. Así que se intenta asimilar esta situación inesperada y afrontarla de la mejor manera posible, cada uno con las herramientas psicológicas que haya adquirido a lo largo de su vida, en algunos casos se asimila con más éxito y rapidez y en otros casos con menos. Pero sólo cuando se ha asimilado lo que ha ocurrido y se es totalmente consciente, es entonces cuando podemos aprender a ver el lado bueno de las cosas.

   Aprender a ver el lado bueno de lo que nos ha ocurrido, no significa intentar convertir algo negativo que nos ha ocurrido en positivo, ni infravalorarlo, ni menospreciarlo, ni quitarle importancia. Porque si nos ha pasado algo que valoramos como desagradable, negativo, horrible, desastroso… etc., Estoy segura de que lo hemos pasado, o lo estamos pasando realmente mal y las emociones negativas son necesarias. El sentirse triste, preocupado o enfadado es necesario para asimilar lo que nos está ocurriendo. Así que no pretendo con esto que os sintáis alegres, felices, calmados o indiferentes ante un acontecimiento negativo.  Ver el lado bueno de las cosas implica, que a pesar de que nos haya ocurrido el peor de los desastres, gracias a eso hemos obtenido algún beneficio que quizás no hubiésemos obtenido de otra manera en ese momento.

   Porque gracias a aquello que nos ha pasado hemos conocido a esa gran persona o hemos aprendido a valorar más una amistad, porque gracias a aquello que nos ha pasado hemos podido reflexionar, cambiar nuestra escala de valores y empezar a valorar lo que realmente importa, porque gracias a aquello que nos ha ocurrido hemos aprendido a ser mejores personas. Siempre podemos aprender a ver el lado bueno de las cosas y yo os recomiendo que lo pongáis en práctica porque tomaréis otra perspectiva de la situación, porque os hará vivirla con mayor tranquilidad y sosiego y porque se acabará convirtiendo en una lección más, de las tantas que nos tiene preparada la vida a lo largo de nuestro camino.

elladobuenodelascosas (1)

   Desde luego, gracias a haber estado ingresada en el hospital he empezado a escribir el primer artículo de mi blog que hacía tanto tiempo que quería haber puesto en marcha y gracias a eso tú ahora estás leyendo estas palabras. Así que a continuación, os mostraré algunas recomedaciones para empecéis el año con buen pie comenzando por aprender a ver el lado bueno de las cosas negativas que nos ocurren:

  1. La aceptación es uno de los aspectos más importantes de cara a afrontar una situación inesperada. Si nos ha ocurrido algo y no lo podemos cambiar ¿Para qué vamos a estar dándonos “cabezazos contra la pared” intentando que las cosas sean de otra manera? Siempre es mucho mejor no juzgar ni a los demás ni a nosotros mismos con frases como:  “he sido un tonto”, “por su culpa estoy así”, “no me merezco esto”, etc., simplemente valorar lo que nos ha ocurrido y pensar que al menos de momento  no puede ser de otra manera.
  2. Tomar perspectiva e intentar ver esta situación dentro de unos años ¿Cómo estaré dentro de 10 años una vez superada esta situación? ¿Le daré la misma importancia a lo que me ha ocurrido? ¿Me sentiré de la misma manera a como me siento ahora mismo? No se trata de pensar que el tiempo todo lo cura, pero tomar perspectiva nos ayudará a relativizar lo que está ocurriendo.
  3. Buscar soluciones prácticas ante la nueva situación. Hundirnos sólo nos llevará a no ver qué soluciones nos pueden llevar a mejorar la situación que nos ocupa. Hay muchas soluciones posibles ante un problema, es necesario intentar valorar las que podemos elegir de todas ellas y cuál va a resolver mejor nuestro problema.
  4. El apoyo social es fundamental, no hay nada mejor que compartir lo que nos peocupa con las personas que nos quieren. No esperemos a que siempre sean ellas las que vengan a prestarnos su apoyo, también se trata de transmitirles que los necesitamos. El rodearnos de  amigos o familiares, es uno de los métodos más terapéuticos cuando una persona está pasando un mal momento, es un gran antidepresivo y además natural.
  5. Expresar las emociones, es muy importante para nuestra salud mental. Aprender a expresar lo que se siente en cada momento, siempre en la medida de lo posible. Si estamos tristes y tenemos ganas de llorar pues lloremos y mostremos nuestra tristeza, si estamos enfadados pues digamos abiertamente “ahora estoy molesto o enfadado” y si estamos nerviosos pues igualmente digamos “estoy nervioso en estos momentos”. Es fundamental aprender a hacerlo porque de lo contrario, las emociones no expresadas pueden derivar en otros problemas como por ejemplo dolores de cabeza, molestias estomacales y un sinfín de enfermedades psicosomáticas.

   Y por supuesto, no os olvidéis de buscar: “el lado bueno de las cosas”.

8 comentarios en “Cómo afrontar una situación inesperada: “el lado bueno de las cosas”.

  1. Si, comparto estas cinco recomendaciones, y llevarlas a la practica,¿ pues quien no ha pasado por algún momento difícil en su vida?. si buscáramos el lado bueno de las cosas no llegaríamos a vernos implicados en problemas innecesarios para nuestra salud. Gracias Maria

    1. Pues sí Manuela, la verdad que son muchas las personas que se encuentran ante situaciones inesperadas cada día. Espero que con el tiempo puedan aprender a ver el lado bueno de las cosas. Gracias a ti, saludos.

  2. Hay que ver la capacidad de adaptación del ser humano, una situación traumatica la convierte en una iniciativa de superación y mejora personal. Sigue adelante y que te mejores.

  3. Hola María,

    Ante todo enhorabuena por haberte animado a escribir, es muy reconfortante leer casos reales de superación personal y saber de gente que hace frente a las adversidades de la vida. A mi me sirve para quizás pensar que hay una salida a todo y dónde hoy veo todo oscuridad espero ver un punto de claridad en algún momento. En este momento me es muy difícil el buscar el lado bueno de las cosas pero espero tenerlo presente en algún momento de toda la situación que vivo para poder salir adelante, y releer este texto cada vez que mi mente me juegue una mala pasada.

    Muchas gracias por compartir esto con los que nos hemos parado aquí a leer, pues como ya he dicho, reconforta y tranquiliza saber que hay gente que afronta con optimismo todas las pruebas que la vida nos pone en el camino.

    1. Muchas gracias Mario. Siento que estés pasando por una situación difícil. Recuerda que para aprender a ver el lado bueno de las cosas primero son necesarias las emociones negativas como la tristeza o incluso la ira. Estoy segura de que con el tiempo aprenderás a ver el lado bueno y superarás esta situación de forma satisfactoria, porque por supuesto que siempre hay una salida a todo. Mucha suerte.

  4. Así es, María!!! A veces nos hacemos planes sin pensar que pueden aparecer cosas inesperadas que hagan que nuestros planes no salgan como planificamos y eso nos hace sentir mal, pero lo cierto es que ante cualquier situación lo que es vital es nuestra actitud, la que nos ayudará a llevar las cosas mejor o peor. Es curioso cómo la misma noticia o el mismo suceso recibido con actitud positiva u optimista o al contrario, negativa y pesimista, puede influir tanto en la manera como todo se desencadena después. Estar contentos, alegres, de buen humor, creo que da una buena dosis de energía para superarlo todo, y una actitud pesimista, triste y a la defensiva pues, todo lo contrario, así que, yo también he decidido ver el lado bueno de las cosas e ir por la vida con una sonrisa. Momentos malos vendrán pero con buena actitud se llevarán mejor.
    Enhorabuena por tu blog y por tu mejoría de salud!!

    1. Muchas gracias Minerva. Claro, la actitud es fundamental de cara a vivir una situación adversa. Cambia mucho la forma de afrontarlo y de vivirlo. Me alegro muchísimo que tú también hayas decidido ver el lado bueno de las cosas. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *